lunes, 6 de octubre de 2008

Los trabajadores como sujetos activos en la Prevención de la Salud Laboral

Los trabajadores como sujetos activos en la

Prevención de la Salud Laboral


Sólo la formación, la organización y la movilización conciente del pueblo y los trabajadores hará que avancemos a la profundización del proceso de cambios que vivimos en Venezuela.


Por: Ronald Marrero

.

El pasado 18 de Agosto se conmemoró otro año de la tragedia de la Huesera en las Tejerías Estado Aragua, accidente laboral donde mueren 9 trabajadores en las instalaciones de la empresa PROVERGRAN. Si es cierto que en esa fecha se realizaron artículos y denuncias recordando este hecho, hoy desde el Periódico PROCESO, queremos plantear como tributo permanente a estos compañeros, propuestas que profundicen la organización y la lucha por la salud y la seguridad laboral de los trabajadores de nuestro país, que son explotados constantemente en las condiciones más inhumanas dentro del sistema de producción capitalista.

En Venezuela hay una realidad irrefutable en estos momentos en lo que a salud y seguridad laboral se refiere, la misma, es del desconocimiento de los trabajadores y trabajadoras, de los riesgos ocupacionales a los que están expuestos en su lugar de trabajo, así como las causas que los originan, las consecuencias que generan y sus formas de prevención y control.

Una de las problemáticas más graves presentes en materia de salud laboral en Venezuela, es que se ha convertido en un problema de salud pública, como lo demuestra las cifras manejadas por el Instituto Nacional de Prevención Salud y Seguridad Laboral (INPSASEL). Para el año 2004, se hablaba de un promedio de 1500 muertes por año, como consecuencia de los accidentes y enfermedades laborales ocurridos a nivel nacional, y de una cantidad de más de 27 mil personas con lesiones discapacitantes ya sean estas de manera temporal o permanente.

Si vemos estas cifras y tomamos en cuenta que el Ministerio Popular para la Salud se declara en emergencia preventiva cuando hay una epidemia de dengue que afecta a 400 personas y mata a 10 ciudadanos. Podemos afirmar entonces que, la salud laboral en Venezuela representa un grave problema de salud pública para el Estado, que necesita, dada la magnitud la cantidad de afectados por los accidentes y enfermedades laborales, una política preventiva que sea impulsada por el gobierno de manera conjunta con los trabajadores. Esta política debe ser diseñada con miras a consolidar una cultura de prevención en el área de salud y seguridad laboral, en la medida que permita erradicar o reducir los riesgos de accidentes y enfermedades laborales en el país. Sin embargo, es necesario destacar que en la actualidad la salud laboral no ha recibido el mismo nivel de atención en cuanto al tratamiento preventivo que se le da a otros casos, ya sea por el desconocimiento que se tiene sobre el tema o por la falta de voluntad por parte del empresariado nacional.

Ahora bien, para poder proteger de forma eficaz la integridad física y mental de los y las trabajadoras, además de garantizar las condiciones óptimas de seguridad en sus ambientes de trabajo, es necesario la organización de una serie de herramientas. Herramientas de diagnóstico, formativas y comunicacionales, para determinar la existencia de los riesgos laborales, la valoración de los mismos y las medidas a adoptar para eliminarlos o mitigarlos.

Es por este motivo que surge la necesidad del estudio de otros aspectos en el campo de la prevención y la salud laboral que se centren, por un lado, en la mejora de la organización del trabajo. Por otro, en la participación, formación y movilización activa y protagónica de los trabajadores por el acceso al derecho de la seguridad y la salud, de manera que el mismo sea garantizado de forma eficaz y a la vez eficiente.

Ahora bien, abordar estos aspectos de participación y acción de los trabajadores y trabajadoras en el más amplio sentido significa ubicar la labor promocional y preventiva en un plano donde los trabajadores dejen de ser sujetos pasivos y se conviertan en sujetos activos capaces de controlar, vigilar y regular las condiciones de riesgo a las que están expuestos en sus lugares y ambientes de trabajo, hablamos acá del apoderamiento y la participación protagónica de los(las) trabajadores(as).

Toda esta situación y problemática puede minimizarse con un programa de formación y comunicación que avance y profundice sobre el tema de prevención de riesgos y salud laboral. Este programan debe tener como norte llegar a la consolidación de una cultura de prevención de accidentes y enfermedades laborales en el mediano plazo en Venezuela. Para lograr esto se necesita formar un liderazgo participativo y protagónico de los trabajadores en esta materia, a su vez deben participar e intervenir el Estado y los empresarios, para lograr la implementación de esta política preventiva en salud y seguridad laboral a través de todos los actores que intervienen en ella.

Asumimos como cierta esta frase “La capacitación y conocimiento general que el sujeto tenga sobre su trabajo influye en las consecuencias que este produce” (Almirral P. 2001. Relación hombre-trabajo-riesgo a la salud). Es decir a medida que el trabajador conoce los riesgos a los que se expone en su espacio o lugar de trabajo, la posibilidad de sufrir accidentes disminuye.

Sólo a través de la formación, la organización, la participación y la movilización protagónica y activa de los trabajadores y trabajadoras, cambiará la situación de la salud laboral en el país, la puesta en marcha de un proceso comunicacional para la prevención y disminución de riesgos y accidentes laborales en Venezuela es una herramienta necesaria para alcanzar la concientización de la clase trabajadora y profundizar los pasos hacia el socialismo. Por otro lado, no vemos mejor forma de conmemorar el sacrificio de los compañeros de PRVERGRAN, que avanzando, apoyando y realizando propuestas que ayuden a profundizar las luchas para cambiar la realidad de los(las) trabajadores(as) venezolanos(as) en esta materia.


DEBEMOS TOMAR VEN CUENTA QUE:


Para el año 2004, se hablaba de un promedio de 1500 muertes por año, como consecuencia de los accidentes y enfermedades laborales ocurridos a nivel nacional, y de una cantidad de más de 27 mil personas con lesiones discapacitantes ya sean estas de manera temporal o permanente.


POR ESA RAZÓN:

Abordar estos aspectos de participación y acción de los trabajadores y trabajadoras en el más amplio sentido significa ubicar la labor promocional y preventiva en un plano donde los trabajadores dejen de ser sujetos pasivos y se conviertan en sujetos activos capaces de controlar, vigilar y regular las condiciones de riesgo a las que están expuestos en sus lugares y ambientes de trabajo, hablamos acá del apoderamiento y la participación protagónica de los (las) trabajadores(as).



No hay comentarios: