miércoles, 17 de noviembre de 2010

LAS MUERTES Y ENFERMEDADES EN EL TRABAJO, OSCURO FUTURO PARA LA CLASE TRABAJADORA EN EL SISTEMA CAPITALISTA

El sistema capitalista por sus características y naturaleza utiliza al ser humano como una herramienta más con la cual se beneficia y se lucra, extrayéndole hasta la última gota de sudor y transformándolo en un ser totalmente enajenado a través de los mil mecanismos que para ello ha creado.

En los distintos centros de trabajo, grandes y pequeños lo que nunca se toma en cuenta es al trabajador y trabajadora, este, como una vulgar pieza de una máquina, es cambiado por cualquiera que esté desempleado y este correrá con la misma suerte y así sucesivamente. Lo importante para el capitalista es la obtención de excedente (plusvalía) sin importar el desastre que esto pueda generar, aquí se podría decir que para ellos “el fin justifica los medios”.

Lo mismo hace con nuestra naturaleza, una vez que la agotan y la asesinan, la abandonan a la suerte de sus habitantes, si dejan alguno.

Hoy, el flagelo de los accidentes y enfermedades ocupacionales forma parte de nuestra lucha cotidiana y todos los días surgen nuevos accidentes, enfermedades, muertes y personas con alguna discapacidad. Esto es lo que ocurrió, está ocurriendo y seguirá ocurriendo si la clase trabajadora y los sectores populares no asumimos de una buena vez el control de manera organizada y unificada.

Situaciones ejemplarizantes tenemos a granel, podemos mencionar algunas tales como la tragedia de Tacoa en 1982, Provegran 2003 y a sí tendríamos una lista interminable de accidentes que conmocionaron a la población venezolana. Hasta ahora no se ha visto ningún empresario asesino detenido por esta razón.

Hace unos cuantos años, en el Estado Lara, un niño trabajador de 14 años dijo unas palabras que, para aquellos que las escucharon debieron ser de profunda reflexión: “Está dejando más muertos esta paz burguesa que lo que podría dejar una guerra revolucionaria”.

Los capitalistas, además de destruir nuestro ambiente y violar los derechos socio económicos fundamentales, esta asesinando a nuestros hermanos de clase en los centros de trabajo, uno de ellos fue el Delegado de la empresa Puro Hierro, Renci Rojas el cual murió en un accidente laboral el día lunes 15. Esta empresa está ubicada en el Estado Vargas y como muchas otras violan la normativa legal en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Los dueños de estas empresas deberían ser castigados con todo el peso de la ley, ya que se trata de seres humanos los que día a día dejan sus vidas en los puestos de trabajo. Pero para que esto sea así los trabajadores, trabajadoras, sindicatos revolucionarios, delegados y delegadas de prevención debemos incorporarnos al movimiento nacional por la defensa de la vida en el trabajo, con nuestras organizaciones, impulsando la unidad a nivel nacional y presionar para que estos asesinos paguen con la máxima pena de cárcel por los asesinatos cometidos.

Así como muchos hermanos de clase han dejado su vida en el trabajo, hoy le tocó al camarada Renci Rojas, pero mañana nos puede tocar a cualquiera de nosotros.


NO MÁS MUERTES EN EL TRABAJO

BASTA YA

IMPULSEMOS LA UNIDAD NACIONAL POR LA SEGURIDAD, SALUD Y VIDA EN EL TRABAJO

CÁRCEL A LOS EMPRESARIOS ASESINOS DE TRABAJADORES

Por: TURKI AL MAAZ






No hay comentarios: